go on

Este año he aprendido mucho, desde fines del año pasado, varios sucesos han marcado mi vida. Irónicamente sucesos que podrían verse como tragedia o desgracia han contribuido a tener una visión bastante más optimista de la vida.

Este año he experimentado por primera vez la sensación de posible pérdida de seres queridos, un dolor emocional lejano a toda abstracción. Me he dado cuenta que como seres humanos tenemos una tendencia a generarnos una carga adicional de dolor basandonos en abstracciones que constituyen nuestros propios demonios particulares. Ya sea que les llamemos depresión, estrés, frustración, muchas de estas construcciones existen solo en nuestra mente y cargamos nuestra vida de una visión extremadamente pesimista e innecesaria. Esta entrada no plantea que la vida es hermosa, que el mundo es bello o que los sueños se harán realidad, sino más bien que la vida simplemente es, lo cual nos cuesta muchas veces recordar y reconocer. Los riesgos que tomamos con el simple hecho de salir a la calle, de conocer una persona, de incorporar algo a nuestra vida estan ahí, pero también son parte de lo que nos hace estar vivos.

Live the life, or don’t

Entonces la idea sería, ¿”salí y viví la vida”? No, no hay lecciones ni formulas, no hay secreto, las cosas pasarán o no pasarán, depende de cada uno la actitud que se va a tomar, depende de uno decidir si valió o vale la pena. No hay una respuesta a los problemas de la vida, o mejor dicho, hay miles de respuestas y ninguna es 100% correcta.

En lo personal he encontrado alegría en aceptar el torrente de sucesos que es la vida, positivos, negativos, todos estan ahí y creo que todos deben ser disfrutados, la tristeza, el dolor, la alegría, la emoción, la apatía, todos son síntomas de la propia vida. La autocompasión y condescendencia son nuestra moderna respuesta a la vida, la sensación paranoide de que todos estan en contra nuestro, de que la vida es peor para nosotros que para los demás, que estamos en el centro de un gran mundo que conspira contra nuestra felicidad y la fatalidad de lo inevitable. ¡Basta! la vida no gira en torno a nuestra persona, las desgracias no se concentran sobre nosotros, la vida es simplemente una serie de hechos y depende de cada uno el rol que querramos ocupar en cada uno de estos hechos.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s